La importancia del factor cultural en la empresa - Business Language Training
Sabemos que la diversidad cultural es un plus para crear y desarrollar las empresas. La diversidad cultural es uno de los ejes centrales para encarar una empresa hacia la internacionalización de su mercado y por tanto de sus clientes. La empresa tendrá que enfrentarse a diferentes valores, culturas y personalidades y por esto hará falta aprender a actuar de manera a tener una sinergia favorable a la evolución positiva de la empresa.
business, language, training, factor, cultural, empresa
15832
post-template-default,single,single-post,postid-15832,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.6,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.1,vc_responsive

La importancia del factor cultural en la empresa

Sabemos que la diversidad cultural es un plus para crear y desarrollar las empresas. La diversidad cultural es uno de los ejes centrales para encarar una empresa hacia la internacionalización de su mercado y por tanto de sus clientes. La empresa tendrá que enfrentarse a diferentes valores, culturas y personalidades y por esto hará falta aprender a actuar de manera a tener una sinergia favorable a la evolución positiva de la empresa.

Toda empresa que apunta a la excelencia cuida del factor cultural de su empresa y una de las mejores estrategias para una comunicación fluida es conocer la lengua y la cultura de sus clientes. Para ganar partes de mercado, las empresas deben contar con la capacidad de los colaboradores y empleados de analizar y adaptarse a las diferentes culturas que pueden afectar la actividad.

Toda empresa que apunta a la excelencia cuida del factor cultural de su empresa

Estudios científicos demuestran que el hablar varios idiomas afecta positivamente aumentar la parte creativa de la mente. El hecho de pensar desde dos o más maneras de codificar nuestras representaciones mentales ayuda la aparición de un tipo de pensamiento no lineal. Esta especie de pensamiento “lateral” se determina por la capacidad de ir más allá de un solo esquema cognitivo; lo que permite entender el mundo gracias a nuestra mente y percepciones, pero también la hace más hermética y cerrada.

Los estudios del comportamiento describen un mejor control sobre tareas novedosas que tienen que ser solucionadas mediante el razonamiento. Por tanto, hablar varios idiomas mejora nuestra flexibilidad y amplia nuestra manera de entender el mundo.

De hecho, las personas que dominan varios tipos de comunicación, de idioma y que son pluriculturales tienen mayor facilidad para solucionar problemas que sólo se pueden resolver mediante la aplicación de reglas nuevas, es decir, para realizar acciones que no son lo suficientemente conocidas para que nuestro cerebro las haya automatizado. En varios estudios, estas personas mostraron un mayor rendimiento resolviendo problemas con los que estaban poco familiarizados, porque hablar varios idiomas mejora nuestra flexibilidad y amplia nuestra manera de entender el mundo.

Está naciendo otro modelo con las culturas y las prácticas derivadas del mundo digital y no tener en cuenta los riesgos causados por las diferencias culturales tienen un coste para las empresas que puede ser reducido e incluso eliminado. Los usos -del cual forma parte el lenguaje- que se desarrollan en el mundo empresarial juegan un papel preponderante en el avance de nuestra cultura.

Para concluir, no nos olvidemos que la cultura de la empresa se define por su modo de pensar y de actuar, por esto, más flexibles y adaptativos nos mostramos en cuanto a nuestro funcionamiento mejor podamos entender a nuestros clientes.

No Comments

Post A Comment